Jugos para adelgazar

Tener sobrepeso sin duda no es agradable y aquellos que tienen kilos de más buscan posibilidades intentando lograr la meta de tener una mejor condición física y en el camino surgen riesgos, ya que muchas personas cometen errores como el saltarse una comida creyendo que funcionará.

Pero no una de las máximas es no dejar de ingerir las porciones respectivas del desayuno, almuerzo y cena. Sin embargo como una opción existen los jugos que permiten adelgazar.

Uno de ellos sirve para limpiar el colón y bajar de peso, solo debe ser ingerido siete días de manera consecutiva en dos dosis por jornada, sumandoa la dieta alimentos saludables y beber como mínimo ocho vasos de agua por día.

Esta receta se compone de la mezcla de una rodaja de piña, medio pepino, una manzana, la mitad de una pieza de sábila y el jugo de una naranja. Los tres primeros ingredientes deben ser lavados antes de introducirlos en una licuadora.

Seguidamente debe dividirse la penca de sábila en dos usando solo media en la preparación de esta opción. Luego de hacer la división se debe retirar todo el gel del aloe vera y añadirlo a las diferentes frutas añadiendo un vaso de agua y la variedad en jugo mencionado de último.

También está el melón que contribuirá a eliminar el líquido que está retenido y que algunas veces causa inflamación.

Y para ello se puede tomar una mezcla compuesta por melón, fresas, lechuga y agua. Si deseas algún endulzante puedes añadir stevia, y en ninguna manera azúcar común.

Además si deseas puedes emplear hielo en vez de agua para conseguir así un smoothie.

Igualmente figura el llamado “jugo quema grasa” siendo necesarios componentes como arándanos, té verde, banana o cámbur, piña, hojuelas de avena, espinacas y yogurt descremado.

El conjunto de ingredientes se ponen en una licuadora y se procesan hasta mezclarse por completo.

Lo conseguido servirá para obtener unas tres porciones siendo ingeridas antes de desayunar o como la primera comida del día para luego consumir las restantes en el resto del día.

Pero esto debe ir acompañado de un regimen alimenticio saludable, más ejercicio y sin olvidar altas cantidades de agua.

Otra opción se fija con una bebida que ayuda a la desinflamación estomacal, y para lo cual se puede utilizar lechosa, linaza, agua, avena cruda y un poco de miel de abeja.

Hay que referir que cuando se inicia una dieta se presentan dificultades que pueden surgir, siendo una de ellas la ansiedad y para controlarlo de que se puede ingerir la mitad en la mañana o en la merienda.

La mezcla debe hacerse con manzanas, fresas o frambuesas, avena, almendras, té de manzanilla y menta.

Todos los componentes deben ser lavados para posteriormente ser llevados a una licuadora hasta que queden mezclados en su totalidad y la bebida obtenida puede consumirse en cualquier momento del día pero haciendo énfasis en los momentos en los que tengas ansiedad.

Por último existe una receta que luciría atractiva e intrigante para muchos, ya que con un par de vasos de estos ingredientes combinados se pueden perderdos kilos en una semana.

Lo necesario para esta opción sería medio pepino con cáscara, dos tomates con su cáscara igualmente, una rama de apio y un vaso de agua.

Para hacer el jugo deben lavarse todos los ingredientes, los cuales tienen que ser divididos en pedazos pequeños y dirigirlos a la máquina para mezclar.

El resultado conseguido tiene que tomarse en la mañana a manera de un desayuno siendo refrigerado posteriormente lo restante para consumirlo en la noche y obtener un resultado satisfactorio para el organismo.

Entrenamiento en casa

Cuando se piensa en hacer cualquier tipo de ejercicio la primera idea que nos fijamos es inscribirnos en un gimnasio, y sin dudas es el lugar adecuado para entrenarse o, al menos en el que podríamos tener más facilidades. Sin embargo no es el único ya que varias limitaciones, una de ellas, es cada uno debe adaptarse a los horarios, y además cuesta un dinero que no todos pueden permitirse.

Entrenar en la casa es la opción más económica  y cómoda para estar en forma, pero hace falta tener una gran disciplina. Es difícil entrenar al lado del sillón y la televisión, por lo que se debe contar con una gran fuerza de voluntad  para ejecutar cualquier entrenamiento, pero si conseguimos establecer una rutina, entrenar en casa puede quitarnos poco tiempo y si acaso una baja cantidad de dinero.

Además, todo lo que aprendamos se puede realizar en cualquier lugar, ya sea en un hotel si estás de vacaciones o en un parque. Para entrenar en tu hogar no necesitas de grandes cosas, basta un espacio lo suficientemente espacioso para no golpear un objeto y llevárselo por delante: cualquier habitación en la que se pueda estar tumbados y en el que se estirar las piernas es una buena opción.

Para tener comodidad solo basta tener una superficie como una colchoneta y, también, una vestimenta correcta, el resto del equipamiento es opcional. La práctica aeróbica debe realizarse previo y posterior a por ejemplo ejercicios de tonificación muscular.

Claves

Ahora bien, tal vez en este momento surge la interrogante de cuanto tiempo se debe entrenar, y en este caso la constancia es una clave. Un punto fundamental sería que para lograr resultados se debe entrenar al menos tres veces por semana, con sesiones de una hora.

Previo a comenzar una rutina puede ser útil correr o montar bicicleta durante 10 minutos, y luego se puede iniciar una serie de ejercicios que pudiera ser en formato de circuito.

La modalidad podría iniciarse con unas sentadillas realizando unas tres series de diez repeticiones cada una. Vale referir que con el tiempo se podrá efectuar la modalidad sujetando un peso como una mancuerna o barra teniendo los brazos delante del pecho.

También deben incluirse las flexiones que se manejarían con  rondas de 12 movimientos cada una junto a un par de series de zancadas (14 repeticiones) y con el tiempo se hará este ejercicio sosteniendo algo de peso en cada lado.

Además pueden incluirse ejercicios como fondos para los tríceps, y para lo cual la persona se puede ayudar con una silla o banco (tres series de 12 repeticiones).

Para realizarlo se deben colocar las manos en el objeto en cuestión y separar los pies para poder bajar la cadera flexionando los codos. Esta opción también puede hacerse colocando los pies en otro elemento, así se ejercitarían mejor los tríceps, aunque sólo debe hacerse cuando la persona se sienta preparada.

Igualmente se deben sumar las llamadas dominadas o remo teniendo en cuenta que la espalda es probablemente la parte más difícil de ejercitar en casa y es una zona fundamental para tener una condición fisica correcta.

Lo ideal sería contar con una barra que puede ubicarse en una puerta para ejecutar ésta práctica, y que lo convertiría en el ejercicio más completo para entrenar la espalda.  Ahora sino la tienes, o se te dificulta instarla en tu hogar, puedes hacer ejercicios de remo. Para ello lo más conveniente es usar un banco o silla, apoyar una de las rodillas y con el otro brazo hacer flexiones levantando un peso no muy elevado.

Otra posibilidad muy útil para ejercitarse en casa son los abdominales  que a pesar de que se ha conocido como efectuarlos de la forma tradicional, en los tiempos actuales se conoce que lo mejor  es realizar la llamada “bicicleta”. Para esto acuestate en el suelo, boca arriba, ubica tus manos detrás de la cabeza, eleva tus rodillas y simula el pedaleo. Toca la rodilla izquierda con el codo derecho, y luego la derecha con el izquierdo.

Además se pueden hacer una serie de estiramientos, sumando otra ronda de ejercicio aeróbico, indiscutible si quieres perder peso, pues es el tipo de ejercicio más eficaz para quemar grasas. No dejes de estirar, ya que te permitirá estar más relajado y evitarás lesiones.



Dieta para ganar músculos

Si hablamos de aumentar la masa muscular nos tenemos que referir indudablemente al consumo de productos específicos teniendo mayor énfasis en los carbohidratos.

Ahora bien los carbohidratos funcionan como elemento principal teniendo que ingerir cantidades suficientes para garantizar el aumento de masa muscular que permita tener un nivel adecuado de energía para tener la capacidad de efectuar entrenamientos con alta intensidad y poder estabilizarse sin inconvenientes.

Sin embargo las proteínas no deben estar descartadas, ya que para garantizar un desarrollo adecuado de la masa muscular se sugiere ingerir al menos un gramo por kilo de peso. Pero si  estás realizando prácticas de gran exigencia debes incrementar las porciones teniendo una clave presente ingerir de cinco a seis comidas diarias, incluyendo dos aperitivos teniendo en cuenta en esta parte una gama que va desde barras energéticas a merengadas de proteínas.

Atención a esto

La ingesta de grasa es necesaria, debido a que es indispensable para tener un metabolismo adecuado que pueda beneficiar la pérdida de grasa y resultados efectivos en cada entrenamiento realizado.

Igualmente se sugiere ingerir varias porciones de comida teniendo un espacio de máximo tres horas entre cada una de ellas, y que además la última no se efectúe en horario muy avanzado por la noche para evitar aumento en los niveles de azúcar.

Vale resaltar que la ingesta más importante es la efectuada posterior a un entrenamiento físico, y en base a esto se puede comer una fuente proteica o de carbohidratos tras una sesión de ejercicios como spinning, caminata o trote pero si se siente en condiciones se puede correr.

Además hay que tomar alimentos con alto de contenido de antioxidantes que sirven para contribuir en la pérdida de celulas dañinas, y teniendo énfasis en las vitaminas C y E para ayudar en los períodos de recuperación, regeneración y estabilidad de los músculos.

Dentro de las opciones más convenientes figuran los cítricos como naranjas, limones, mandarinas y parchitas junto a otros como aguacates y nueces con presencia de las sustancias mencionadas y recomendadas previamente.

El consumo de sodio debe estar incluido, a pesar de ser calificado como enemigos ya que provoca la retención de líquidos, por otro lado es un mineral indispensable para absorber adecuadamente los nutrientes, sumándole que sirve como potenciador de la insulina la cual se puede perder a la hora de cualquier tipo de entrenamiento.

Y si se desea aumentar los niveles de este componente hay que inclinarse por tener en cuenta las salsas, conservas y diferentes suplementos.

También se deben incluir frutos secos por ser ricos en fibra, proteínas y grasas saludables como almendras, avellanas, girasol, nueces, etc. Además se incrementa su utilidad si se consume como aperitivo o añadirlos a la hora del desayuno, almuerzo o inclusive en la cena.

Son ideales antes de irse a dormir porque funcionan como un método conveniente que lleve a tener una digestión lenta de los alimentos por la presencia de aminoácidos y mantener más tiempo el cuerpo, y ayudando a evitar que se descomponga la masa muscular mientras cumplas tus horas de sueño.

Además se debe tener presente que en el desayuno debe estar incluida la avena, por ser rica en proteínas y elementos como sodio, potasio, calcio, fósforo, magnesio, hierro, cobre, cinc, sin dejar de lado vitaminas como B1, B2, B3, B6 y E. Si se comen en cantidades convenientes aportan a un buen funcionamiento intestinal.

Vale detallar que si éstos son combinados con proteínas de origen animal como leche porque servirá para tener mejores resultados. Igualmente está sugerida la comida preentrenamiento para así inyectar energía al cuerpo.

Finalmente las claras de huevos están entre las fuentes de digestión con mayor velocidad, lo que hace que éstas figuren como posibilidades para antes o después de entrenarse; mientras que las yemas están cargadas de lecitina y grasas saludables pero también tienen grasas saturadas haciendo que se asimilen de manera más lenta.

Lo ideal de los huevos es que además de que no tienen casi contenido de carbohidratos cuando están cocidos pueden ser transportados de una manera más fácil y limpia evitando algún inconveniente o malestar físico.